DIY. MACETAS DE CEMENTO

Macetas 01

 

Macetas hay millones, de todos los colores, tamaños, formas y precios, pero qué puede haber más encantador que colocar una bonita planta en una que hayas hecho con tus propias manos …

Cada vez me gusta más el cemento, solo, combinado con madera, en los suelos y, porque no, en complementos, como el de estas macetas que te enseño hoy. Una vez más un Do it yourself muy fácil y con el que podemos crear tantas piezas diferentes como queramos.

Veamos qué necesitamos …

_ Cemento gris. Se puede encontrar en cualquier sitio que disponga de material de construcción y tiene un precio realmente barato. Yo uso cemento gris porque queda muy liso y fino; existen otros cementos que van mezclados con arenas y otros elementos, pero entonces queda mucho más basto. La teoría dice que estos últimos quedan más duros y fuertes, aunque yo he hecho muchas macetas con sólo cemento gris y estoy contentísima con el resultado, quedan genial.

_ Un recipiente grande para hacer la mezcla y algo para remover.

_ Tuppers de plástico que nos servirán de molde. En varios tamaños y de un plástico semi-rígido, ya que si es completamente rígido se rompe al desmoldar.

_ Agua

 

Macetas 02

 

Y cómo lo hacemos …

Siguiendo las instrucciones del fabricante mezclamos el cemento con agua hasta conseguir una pasta homogénea. Yo voy añadiendo agua hasta conseguir la consistencia que me gusta, que es bastante líquida, aunque tampoco nos debemos pasar ( si esto sucediera, añadimos más cemento y listos ), porque entonces se podría romper fácilmente la pieza.

 

Macetas 03 Macetas 04 Macetas 05

Una vez tenemos preparada la mezcla llenamos el recipiente más grande hasta la mitad o un poco menos. Ahora debemos eliminar las burbujas que han quedado en el interior del cemento y lo conseguiremos golpeando ligeramente la base del recipiente sobre la zona de trabajo. De esta manera conseguiremos que vayan subiendo a la superficie y se vayan petando solas.

Macetas 06 Macetas 07

 

Una vez hecho esto, cogemos un recipiente más pequeño, lo colocamos bien centrado, presionamos para que se hunda y ponemos algo de peso para que mantenga la posición hasta que el cemento esté seco. Yo tengo un pequeño bloque de cemento que me hace de peso.

Macetas 08 Macetas 09 Macetas 10

Esta vez he hecho dos macetas, en diferentes tamaños. Aquí está el mismo proceso para la más pequeña …

Macetas 11

 

Una vez tenemos los moldes preparados con el material ahora ya sólo debemos esperar, aproximadamente unas 48 horas, y ya podremos desmoldar.

Macetas 12

Para desmoldar debemos ir tirando del molde interior hasta conseguir que se mueva un poco. En un principio puede parecer que no vaya a salir, pero estirando un poco hacia arriba, en diferentes puntos, e intentando hacer un poco de rosca, llega un momento que se suelta de golpe.

Para sacar el molde inferior, giramos la pieza, golpeamos ligeramente contra la superficie y caerá enseguida.

 

Macetas 13 Macetas 14 Macetas 15 Macetas 16

Ahora podemos lijar un poco para igualar los bordes y dejarlos muy finos, aunque también lo podemos dejar sin lijar si nos gusta más rústico. Yo he lijado el más grande y he dejado sin lijar el más pequeño, para que se vea la diferencia.

También podemos pintar las macetas como más nos guste. Creo que el cemento de por sí es bonito, como te he comentado antes, cada vez me gusta más, y por eso me gusta que se vea, así que yo me he decantado por pintar sólo la mitad de una, en un bonito amarillo. Con una cinta de pintor se marca el límite y listos.

Macetas 17 Macetas 18

 

Hasta aquí el proceso de creación … Ahora un poco de tierra, unos bonitos cactus y listos!! Fácil, verdad?

Macetas 19 Macetas 20 Macetas 21 Macetas 22 Macetas 23 Macetas 24

 

Feliz jueves!

 

Un abrazo,

Mònica

 

 

 

gracias por compartir

HALLY’S. UNA CAFETERÍA CON MUCHO ENCANTO

01

Creo que la principal misión de las cafeterías es fabricar buenos momentos. En compañía de buenos amigos, momentos entre risas, charlas sobre anécdotas, recuerdos, resúmenes del día o planes de futuro  … O también buenos momentos solos, leyendo u observando el resto del mundo. A mi, desde luego, me encantan.

Y si antes habían algunas bonitas … ahora ya no son algunas, ahora son muchas. Es fácil pasear por la calle y descubrir un nuevo espacio, un nuevo negocio que acaba de abrir, una cafetería preciosa con un diseño impresionante que grita precisamente eso, entra y disfruta del momento. Cafeterías de estilo vintage, de estilo industrial o muy modernas … espacios en los que se ha pensado hasta en el más mínimo detalle, creados en base a las últimas tendencias en decoración.

Y hace unos días, navegando por la red, di con éste fantástico espacio, se llama Hally’s y es un lugar realmente encantador. Se encuentra en Parsons Green, en Londres, y está basado en una comida saludable, con productos orgánicos, ingredientes frescos, cerveza artesanal …

Esta cafetería-restaurante, como seguro muchas otras, tiene su pequeña historia detrás. Hally y su marido se inspiraron en California para abrir este local, tras un viaje por toda la costa californiana. Descubrieron desde la cocina modesta de Venice Beach a la alta cocina de Napa Valley y se dieron cuenta de que allí se ofrecían cosas que no se daban en el Reino Unido. Hally dejó su trabajo de publicista y montó su propio negocio, un sueño de toda la vida, según dice, y al que va cada día encantada de conocer a nuevos clientes.

Incluso la decoración del local se inspiró en las casas de las playas de California, suelos de madera, paredes también de madera pero en blanco, colores pastel, toques de neón…

Ahora ya sólo me queda decirte … ¿Hacemos un café?

02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12  14 15 17

 

Feliz miércoles!

Un abrazo,

Mònica

 

 

gracias por compartir